martes, 4 de agosto de 2009

Cansada de besar Sapos

Este es el título de una película que vi hace poco y que seguro se asemeja a una parte de la vida de muchas chicas, y me incluyo. Porque a todas nos pasa, muchas veces nos enamoramos de la persona menos indicada o al menos "creemos" estarlo. La persona menos indicada es a quien llamaremos en este relato "sapo", aquel chico que equivocadamente aceptas en tu vida y resalto "equivocadamente" porque la mayoría de las veces el proceso de toma de decisiones se realizó de una manera rápida o deseseperada, con menos de tus 5 sentidos funcionando, quizá hasta medio amnésica o incluso borracha, en resumen, en medio de un completo caos. Llega uno y llegan miles, tu vida puedes estar llena de sapos por culpa de este tipo de decisiones.

Esta es la película de la que les hablaba, si no la han visto se las recomiendo con el objetivo de reir un rato :P

"Si no puedes contra ellos, diviértete con ellos" :P


En la mayoría de historias con "sapos" que experimentamos, pasa que todos los días vivimos en una constante lucha contra la corriente porque el dichoso "sapo" disfrazado de "principe azul" tiene millones de defectos, no le cae bien a ninguno de tus amigos, es autista, no le cae bien ni a tu perro, no sale a ver la luz del Sol, no mueve ni un dedo porque se rompe y mil combinaciones posibles más. Y nosotras, a pesar de esta larga lista, ciegamente seguimos empecinadas en que "tiene algo", un "no se qué" y decidimos intentarlo de manera seria, formal. Casi siempre el final es el mismo, un sapo más para la lista. Pasó el tiempo y te diste cuenta que todo lo que te decía tu entorno conocido (entiéndase por "entorno conocido": amigos, familia y hasta tu perro) era verdad. Sin embargo, lo rescatable es que abriste los ojos y lograste dejar atrás al dichoso "sapo" para seguir adelante en búsqueda de alguien que en verdad valga la pena querer, el verdadero "principe azul" :). En el camino, los "sapos" te harán llorar, sufrir, desesperarte, pero lo bueno es que te ayudarán a ganar experiencia y a enfrentar de mejor manera los "sapos" que puedan llegar.

Los "sapos" más usuales son aquellos sujetos que no saben lo que significan las palabras "amor", "respeto", "lealtad" y "compromiso", sin embargo, con la experiencia ajena y la propia puedo decir que hay más de un tipo de "sapo" si empleamos su definción más amplia: aquellos sujetos que pasaron por tu vida antes de encontrar a quien realmente vale la pena. Nombro los que a mi parecer son los casos más comunes:

1. El sapo "desesperado": Pasabas por una etapa de profunda soledad en tu vida, estabas con el autoestima hasta el suelo y este "sapo" se cruzó casualmente en tu camino, según tú "el único disponible", quizá en ese momento el único que podía "aliviar tus penas". Decidiste "intentarlo", pero pasaron los días y cuando vas conociéndolo te das cuenta de la triste realidad: es UN SAPO!!!!!!!!!!!!!!

2. El sapo "choque y fuga": Este "sapo" no nos encuentra sino que lo buscamos. No existe tragedia con este "sapo" sino todo lo contrario, algo de "comedia". Lo elegiste porque estaba disponible y su apariencia y personalidad hacen que no parezca "sapo", pero en el fondo tú sabes que es un "sapo". Lo elegiste porque sabías que podías pasarla bien con él por un corto tiempo sin involucrar sentimientos. Pasan los días, te aburres y cada quien por su camino sin ningún daño ni perjuicio, cada quien sabía que era algo de corto plazo. Imposible tener algo serio con él porque: es un SAPO!!!!!!!!!!!!!!

3. El sapo opuesto: Si te gusta salir a bailar todas las noches, este "sapo" disfruta quedándose en su casa. Si te gusta viajar, siempre te dirá que no tiene plata o que la próxima será! Si eres muy sociable, este "sapo" es un autista y no tiene casi amigos. Es todo un reto estar con él y te gustan los retos, pero poco a poco el reto se convierte en pesadilla porque no tienen nada, pero NADA en común. Al final el "amor" y las maripositas desaparecen si no hay nada más de que hablar o algún interés en común. No siempre polos totalmente opuestos se atraen, sobre todo si: es un SAPO!!!!!!!!!!!!!!

4. El sapo mentiroso: Tú no sabías que tenía esta habilidad, pero al conocerte te vendió un mundo de colores, se portó como todo un caballero, te invitó a salir al lugar más lindo que encontró, te bajó rapidamente el cielo y las estrellas y de repente pequeñas escamas verdes hacen descubrir su verdadera personalidad de "sapo". No buscan algo serio como tú, sino algo de muy corto plazo. Hay que tener cuidado con este tipo de ofrecimientos porque nos damos cuenta tarde que: es un SAPO!!!!!!!!!!!!!!

Así como estos, pueden pasar millones de "sapos" por nuestras vidas. Lo importante es darnos cuenta de lo que son en realidad: "sapos". Los "sapos" no se convierten en "principes azules", no tratemos de covertirlos:


Unos 9 minutos para reirnos y despertar! Chicas! :) Son lo máximo! :D

Las dejo con la frase que más me gustó de este corto:
"Basta entender que no necesitas príncipes para ser feliz"

Estás cansada de besar sapos? :) Yo sí, y tú? :D

Eso es todo! :)
Sarita

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada